Más de 5 millones de licencias médicas se tramitaron durante el 2016, las principales son por enfermedades mentales, osteomusculares y respiratorias

Al comunicar los datos, las autoridades destacaron que aumento en el gasto de las licencias médicas obedece, entre otros factores, al alza en el incremento de las remuneraciones y al aumento de cotizantes.

En conferencia de prensa, la Directora Nacional del Fondo Nacional de Salud, Jeanette Vega, junto al Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic y al Superintendente de Seguridad Social, Claudio Reyes, dieron a conocer el análisis de las Licencias Médicas Curativas y Subsidios por Incapacidad Laboral Año 2016.

En la oportunidad, el Superintendente Sebastián Pavlovic afirmó: “El año pasado fueron tramitadas más de 5 millones de licencias médicas. De estas el 71% corresponden a cotizantes de Fonasa y el 29% a los cotizantes de Isapre. Si comparamos esas cifras con las del 2015 las de Fonasa aumentaron un 6,6% y las de ISAPRES un 4,3%”.

Pavlovic agregó: “El control de gastos en Licencias médicas de Fonasa lo hace la Compin. Esperamos que en el caso de las Isapres ese control – para evitar el mal uso - no se haga a costa de los derechos de los trabajadores ni a costa de su salud”.

Principales datos Licencias Médicas 2016

Respecto a las causales de licencias médicas, las autoridades señalaron que los principales diagnósticos corresponden a las enfermedades mentales, osteomusculares y respiratorias (59%). En ISAPRES las enfermedades respiratorias tienen una participación de 20%, seguidos por los trastornos mentales (20%) y por las enfermedades osteomusculares (15%). Por su parte, FONASA concentra el 24% en enfermedades mentales, 23% osteomusculares y 13% en enfermedades respiratorias.

Cabe destacar que un 36% del total de cotizantes en el país hizo uso de licencias médicas, equivalente a 2.140.856 de trabajadores y trabajadoras (73% en FONASA y 27% en ISAPRES), los cuales presentaron un promedio de 2,3 licencias, valor que es levemente superior en ISAPRES que en FONASA (2,5 v/s 2,3).

En cuanto a las resoluciones de las licencias médicas (nivel de rechazo), se visualiza que existe disparidad dependiendo del seguro de salud al que pertenece el o la trabajadora, siendo las ISAPRES la que concentran el mayor porcentaje de rechazo con un 15,7%, respecto al 5,4% de FONASA.

En relación a la aprobación de las licencias médicas, el porcentaje más alto en este ítem, lo concentra FONASA, con  91,1% de autorización sin modificación y con un 2,8% que se autoriza con modificación. Por su parte, tratándose de cotizantes de ISAPRES, el 73,3% se autoriza sin modificación, el 11,1% se autoriza con modificación.

Al comparar las tasas de uso de licencias médicas por sexo, las mujeres presentan mayores tasas que los hombres (122,7% v/s 57,2%), siendo mayor en las mujeres cotizantes de ISAPRES que las de FONASA (132,6% v/s 119,6%).
Análisis del gasto en subsidios por incapacidad laboral de licencias médicas de origen común.

En el 2016 el Sistema en su conjunto pagó un total de MM$1.093.442 por concepto de subsidios por incapacidad laboral, 7,4% real más que el año anterior. De este total, el 59% corresponde al gasto de FONASA y el 41% restante al de ISAPRES.

El incremento de 7,4% registrado en el gasto obedece, entre otros factores, al aumento en el número de licencias autorizadas (3,7%) y en el número de días pagados (5,9%), en el incremento de las remuneraciones, el aumento de cotizantes tanto en FONASA como en ISAPRES en el último año, el aumento en el tope imponible de las remuneraciones y la disminución de la tasa de rechazo de licencias médicas de cotizantes de FONASA.

El número de días pagados por cotizante promedio en el período 2012-2016 es de 7,9, sin embargo, para el último año FONASA registra un alza de 7,9% alcanzando un valor de 9,0 días, cifra superior al que muestran las ISAPRES de 7,1 días (7% menos que el año 2015).

A nivel nacional, los trastornos mentales representan el 27% del gasto en Subsidio de Incapacidad Laboral (SIL), las enfermedades osteomusculares el 21%, los traumatismos 12% y Tumores y cánceres el 8%. En FONASA los trastornos mentales y enfermedades osteomusculares alcanzan más del 50% del gasto y en ISAPRES el 38%.

Datos regionales a considerar

Los cotizantes de ambos sistemas (FONASA e ISAPRE) se concentran principalmente en las regiones Metropolitana, Bío-Bío y Valparaíso (65%), sin embargo, los usuarios de FONASA tienen una fuerte presencia superior al 83%, en las regiones del Maule, Coquimbo, La Araucanía y Aysén. En tanto, los cotizantes de ISAPRES muestran una alta participación en las regiones Antofagasta, Metropolitana y Tarapacá.

En materia de uso de las licencias médicas, en FONASA, las regiones con mayores tasas de uso son la Metropolitana, Tarapacá, Atacama Antofagasta y O’Higgins. Por su parte, en ISAPRES destacan las regiones de Aysén, Metropolitana, La Araucanía, Tarapacá y Bío-Bío.

En cuanto a las licencias médicas rechazadas, las regiones con mayores tasas de rechazos son Tarapacá y O’Higgins, y las con menores tasas de rechazos son Arica y Parinacota y del Maule.

Superintendencia de Salud, FONASA, Licencias médicas